Home » Reconversión profesional » 10 señales que indican que estás cansado de tu trabajo

10 señales que indican que estás cansado de tu trabajo

¿Ir a trabajar te supone un mundo? ¿Sientes que no te valoran lo suficiente? Lo que te ocurre tiene un nombre y es más común de lo que crees: se conoce como el Síndrome del Burnout y significa que estás cansado de tu trabajo.

Este fenómeno global tiene efectos sobre la salud física y mental. Además, afecta en el rendimiento y la productividad laboral, tal y como indican desde el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo. De hecho, según datos de Eurostat, es el segundo problema más frecuente en los trabajadores actualmente.

10 señales de que te estás “quemando” en el trabajo

Y ¿cómo detectar si estás sufriendo de Burnout? Estas son las señales que te indican que deberías plantearte un cambio laboral y decirle adiós a tu jefe.

1. No te sientes valorado

Una de las principales razones por las que las personas dejan sus empleos es por no sentir que su trabajo está lo suficientemente valorado

Si te quedas en una empresa en la que no ves reconocido tu esfuerzo, terminarás aceptando unas condiciones laborales que no hacen justicia a tu talento y compromiso. ¡Huye!

2. Tu trabajo ya no te motiva

Cada día es lo mismo, sientes que no aprendes cosas nuevas, te sientes desmotivado… Tu productividad laboral ha bajado en picado.

Y es que no estar motivado con tu trabajo es un síntoma de que algo no va bien. Es donde pasas más horas y es importante que te llene tanto profesional como personalmente. ¡Necesitas sentir que te quedan desafíos por cumplir!

3. Ir al trabajo te genera ansiedad

Si tu lugar de trabajo te genera estrés, insomnio, palpitaciones o dificultades para respirar, ha llegado el momento de cambiar de entorno laboral. 

Consulta con un profesional para revisar si te sientes así por causas personales o laborales. Y, si es así, toma un nuevo camino. ¡Lo primero es tu salud!

señales-para-cambiar-de-trabajo

4. Piensas en buscar oportunidades en tus ratos libres

Sientes inquietud. Investigas, lees y te informas sobre otros caminos profesionales. Y te preguntas, ¿qué pasaría sí…?

Si le dedicas tiempo a otras oportunidades profesionales en tu tiempo libre, quizás ha llegado el momento de plantearse un nuevo rumbo vital. Y es que cambiar de carrera profesional es cada vez más habitual. ¡Incluso si ya cumpliste los 50 años!

5. Sientes estrés físico

Es muy habitual padecer estrés físico cuando empiezas a estar muy cansado de tu trabajo.

Si experimentas síntomas como dolores musculares, migrañas, cansancio y el foco del problema es tu empleo, es señal que tu cuerpo te está diciendo basta.

Piensa en cambiar de trabajo si los episodios de estrés son permanentes y te impiden hacer tu vida con normalidad.

6. Fuera del trabajo, sigues pensando en trabajo

¿Sigues pensando en el trabajo incluso cuando estás en la cama? Si te ocurre con frecuencia y aparecen pensamientos negativos sobre tus errores o sobre el trabajo pendiente, algo está pasando: estás sufriendo estrés laboral.

No dejes que el trabajo invada tu vida personal y pon atención a las señales antes de entrar en una fase de agotamiento total. 

cuando es buen momento para cambiar de trabajo

7. No estás a gusto con el ambiente laboral

Estar a gusto en el trabajo y sentir que conectas con los compañeros es vital para que el ambiente laboral sea sano. 

Si en tu caso te aíslas porque no tienes a nadie con el que poder hablar o compartir, tus jornadas laborales te resultarán interminables.

8. Los domingos te deprimen

Cuando los domingos son un fastidio y no llegas a poder disfrutarlos porque no dejas de pensar en que mañana será lunes, estás ante una señal de Burnout. 

9. Estás más irritable que nunca

No es necesario estar siempre feliz y de buen humor, pero debes andar con ojo si estás irritable de forma constante.

Uno de los principales síntomas del estrés laboral es trasladar la negatividad que genera el trabajo a la vida personal.

10. No te pagan lo suficiente

Y finalmente, llega uno de los indicadores más habituales: desear una remuneración mayor.

Si tienes claro que vales más de lo que te pagan o que tienes las habilidades necesarias para generar mayores oportunidades laborales en las que obtener una remuneración satisfactoria, no te lo pienses dos veces. Cambia de entorno laboral y busca nuevos caminos que sí te compensen, tanto a nivel personal como económico.

señales para cambiar de trabajo

Plantéate un cambio profesional

Si tu trabajo ya no te llena, no te apetece ir a la oficina y te sientes desmotivado y desconectado con tus tareas, es que estás cansado de tu trabajo.

No olvides que hay miles de oportunidades esperándote ahí fuera. No tengas miedo a cambiar de empresa o de rumbo profesional. Empieza a apostar por ti y construye la vida profesional que te hubiera gustado conseguir desde un principio.

Con iad España podrás emprender tu propio negocio, convirtiéndote así en tu propio jefe. Además, podrás hacerlo a tu ritmo, incluso mientras trabajas en tu empleo actual. De ese modo, pasará de ser tu empleo al motor que alimenta tu negocio para preparar el camino profesional que deseas tener.