Home » Inmobiliario » 10 técnicas de home staging para vender un piso más rápido

10 técnicas de home staging para vender un piso más rápido

¿Has oído hablar del home staging? Aunque parece una disciplina inmobiliaria relativamente reciente, debes saber que se trata del viejo truco de “preparar” una vivienda para sacarle mucho más partido de cara a la venta

La traducción de home staging en español es “puesta en escena de la casa” y surgió en los Estados Unidos en los años setenta. Hoy en día, es una herramienta del marketing inmobiliario que tiene como objetivo mejorar la imagen de los inmuebles para facilitar su venta. Y es que según la AHSE (Asociación Home Staging España), una vivienda con home staging se vende 7 veces más rápido.

A continuación, te contamos cuáles son las técnicas de home staging que ayudan a los asesores inmobiliarios a vender viviendas de forma más rápida, sin necesidad de bajar el precio. 

Home staging: 10 claves para acelerar la venta de un piso 

El asesor inmobiliario puede guiar al cliente interesado en vender una vivienda, ofreciéndole asesoramiento sobre cuáles son las reparaciones o detalles a mejorar para que el inmueble sea irresistible para los compradores. 

Estas son las principales claves del home staging que podrás recomendar a tus clientes:

1. Pintar las paredes

Suena muy típico, pero realmente funciona. Detecta si las paredes de la vivienda presentan arañazos o desconchones. Fíjate en si necesitan una mano de pintura para que luzcan limpias y como nuevas

En cuanto al color, es mejor recomendar siempre aplicar colores neutros en las paredes (blanco, gris, beige…). Pintarlas de un color oscuro o fuerte puede ser una desventaja para los potenciales compradores.

2. Realizar pequeñas reparaciones o reformas

En la medida de lo posible, se debe intentar que la vivienda en venta no tenga imperfecciones visibles: grietas o agujeros en las paredes, grifos oxidados, bombillas que no funcionan, baldosas rotas…

Reparar estos pequeños desperfectos causará una muy buena impresión en los compradores. La vivienda se mostrará cuidada y perfectamente mantenida por sus anteriores propietarios.

3. Apostar por la despersonalización

Este es uno de los aspectos más importantes del home staging. La despersonalización es una técnica que ayuda al potencial comprador a imaginarse viviendo en la propiedad

La vivienda nunca debe contener fotografías de los anteriores propietarios, imanes en la nevera, ropa a la vista, cepillos de dientes u objetos personales o religiosos.

Al aplicar este cambio, los potenciales compradores podrán visualizarse viviendo allí, lo que les permitirá conectar mejor con la propiedad e incrementará su interés por la compra.

4. Tonos neutros, siempre

Ir a lo neutral es clave en el home staging. Esta técnica está relacionada con el punto anterior. Y es que, al final, se trata de crear una “puesta en escena” genérica para que la vivienda sea atractiva para un mayor número de compradores potenciales.

Recuerda: en paredes, muebles, cortinas o textiles, siempre tonos neutros o suaves. Es imprescindible tratar de evitar colores fuertes como el rojo, el rosa fucsia, el naranja u otras tonalidades excesivamente llamativas.

5. Colocar los muebles básicos para ganar espacio

Lo que vende son los espacios amplios. Si la vivienda cuenta con muchos muebles, que además están anticuados o dañados, lo mejor será deshacerse de ellos. 

Los compradores buscan espacios abiertos, diáfanos y transitables. No dudes en aplicar esta técnica para vender inmuebles si quieres ayudarles a visualizarse viviendo allí.

6. Ordenar y limpiar en profundidad

La idea es causar la mejor impresión posible, por lo que la vivienda debe estar siempre perfectamente limpia y ordenada. Para lograr un resultado profesional, se puede recomendar contratar un servicio de limpieza para el hogar. ¡Las visitas lo notarán, y mucho!

7. Dejar entrar la luz a los espacios

Una vivienda oscura no luce igual que una con luz, y los compradores dan una gran importancia a este aspecto a la hora de comprar un inmueble.

Por esa razón, se debe favorecer la entrada de luz en la vivienda, colocando cortinas claritas, subiendo las persianas en las visitas o encendiendo todas las luces de la casa, incluidas las lámparas.

8. Aplicar aromas frescos antes de realizar visitas

Se puede aromatizar la vivienda con olores frescos para generar una buena sensación a los potenciales compradores. Una buena práctica es colocar enchufes aromáticos o ambientadores en stick distribuidos por la casa. Eso sí, de forma sutil, eligiendo siempre olores suaves.

9. Un poquito de verde nunca viene mal

Colocar alguna planta o flores decorativas puede ser una muy buena elección, ya que aportarán frescura y color a la vivienda.

Sin embargo, para organizar la visita perfecta, hay que intentar no saturar los ambientes. Solo es recomendable añadir plantas o flores en las zonas más visibles, como el salón.

10. Potenciar los espacios más atractivos de la vivienda

Detecta qué espacios de la vivienda son los más atractivos e indica al vendedor cuáles podrían ser las claves para potenciarlos: renovar el mobiliario o realizar reparaciones y reformas más concretas. 

Dependiendo del estado de la vivienda, como asesor inmobiliario puedes proponer al vendedor contratar los servicios de un profesional home stager. No obstante, en la mayoría de las ocasiones, bastará con aplicar algunas recomendaciones y técnicas básicas para sacarle el máximo partido a la vivienda y acelerar su venta sin tener que bajar el precio.