Home » Inmobiliario » ¿Cómo vender un piso rápido a un precio justo?

¿Cómo vender un piso rápido a un precio justo?

Vender un piso rápido no tiene que ser sinónimo de venderlo por un precio debajo del mercado. De hecho, es posible vender una vivienda a un precio justo. Ahora bien, siempre se deben tener en cuenta ciertos detalles indispensables.

Una valoración justa, el estado del inmueble, la promoción del anuncio y la capacidad de negociación son algunas de las claves que te ayudarán a vender un piso de forma más rápida.

Las 7 claves para vender un piso rápido

En este artículo, te explicamos en detalle cómo se puede vender un piso rápido a un precio justo. Y todo ello sin verse obligado a sugerir al cliente bajar el precio. ¡Toma nota!

1. Realizar una valoración adecuada

Acertar con la tasación es el aspecto más determinante para la venta. Es imprescindible que el precio corresponda al valor que el mercado está dispuesto a pagar.

Por ejemplo, imagina que una vivienda se tasa por un precio más elevado que su valor real de mercado. Los compradores rechazarían el anuncio, por lo que se tardaría mucho más tiempo en vender el piso. Si, por el contrario, se establece un precio más bajo, es posible que se venda más rápido. Pero aquí el propietario perdería dinero con la venta, ya que no conseguiría sacarle el máximo partido.

Por esa razón, es importante valorar la vivienda de manera adecuada. Esto permitirá captar el interés de los potenciales compradores y cerrar rápido la venta.

Como asesor inmobiliario, debes contar con las herramientas necesarias para realizar una tasación justa y en sintonía con el mercado. Los agentes iad disponen de distintos recursos. Entre ellos destaca un software que permite realizar una estimación del valor de la propiedad, así como estudios de mercado y otros indicadores que ayudan a acertar con mayor precisión al fijar un valor a las viviendas.

calcular el precio de una vivienda

2. Proponer un lavado de cara

Proponer un lavado de cara de la propiedad al vendedor puede ser todo un acierto para vender con más celeridad. La idea es destacar lo mejor de la vivienda, y para ello es clave el home staging:

  • Pintar de colores neutros
  • Eliminar mobiliario anticuado 
  • Despersonalizar la vivienda y retirar artículos personales: fotografías, imanes en la nevera…
  • Arreglar pequeños desperfectos

3. Hacer fotografías de calidad

Una vez la vivienda esté a punto, llega la hora de realizar las fotografías. Estas irán directas al anuncio de la vivienda, por lo que deben contar con la mejor calidad posible. Las imágenes deben causar buena impresión. Es por eso que se recomienda incluir varias fotografías de la misma estancia. Acompañarlas de vídeos o visitas virtuales.

4. Crear anuncios atractivos en los portales

Este punto y el anterior van muy ligados. Y es que el anuncio que se publica en los portales inmobiliarios consta de dos partes importantes: la descripción y las imágenes. Ya hemos recalcado que las fotografías deben ser de calidad, ahora hablaremos de la descripción del anuncio.

Para vender un piso más rápido, la descripción de la vivienda debe ser completa y detallada. En ella, deben constar las características de la finca, sus prestaciones, la superficie, la distribución… Siempre ensalzando las particularidades que más destacan de la vivienda.

5. Tener preparada toda la documentación

Como asesor inmobiliario, este punto lo tendrás más que claro, aunque no viene mal recordarlo. Y es que cuanto antes tengas lista la documentación para la venta de la vivienda, menos se retrasará la firma de la escritura.

6. Ser flexible al recibir visitas

Si el propietario tiene prisa por vender la vivienda, plantéale recibir visitas también los fines de semana. Los potenciales compradores tendrán más tiempo libre los sábados y domingos para visitar el piso, por lo que será más fácil encontrar interesados.

enseñar un inmueble para vender

7. Negociar el precio final de venta

Sabemos que lo ideal es tasar la vivienda por su precio justo y no tener que negociar o bajar el precio para venderlo más rápidamente. Pero en la práctica, negociar el precio final de venta de una vivienda es algo más que común. La clave es evaluar junto con el propietario cuál es el precio más bajo por el cual se accedería a la venta. Y, en este punto, negociar con el comprador en base a esos números. 

Ahora ya sabes cuáles son las claves para vender una vivienda de forma rápida a un precio justo. ¡Recuerda que el valor de la vivienda será el aspecto más determinante en todo el proceso!