Home » Emprendimiento » ¿Se puede emprender manteniendo un trabajo estable?

¿Se puede emprender manteniendo un trabajo estable?

Para muchos, emprender manteniendo un trabajo estable puede suponer una enorme carga de trabajo. Aún se cree que a la hora de empezar un nuevo proyecto se debe invertir el 100% de la atención. No obstante, conciliar ambas actividades cada vez es más frecuente. La razón no es más que puede darte ese empujón que necesitas al inicio. Y sin perder la estabilidad y el salario fijo de un trabajo tradicional.

Según la estadística mercantil del Colegio de Registradores, la creación de empresas aumentó un 2,6% en el primer trimestre de 2022. De hecho, se crearon más de 28.000 compañías nuevas. Pero ¿es viable emprender un negocio manteniendo un trabajo estable? La respuesta es un rotundo sí, aunque siempre dependerá del tipo de actividad. 

Ventajas de emprender manteniendo un trabajo

¿Estás pensando en emprender un negocio por tu cuenta pero sin dejar tu empleo? Te gustará leer las incontables ventajas que tiene. ¡Será toda una aventura!

Tendrás dinero para invertir en tu negocio

Una de las mayores ventajas de emprender mientras trabajas es que puedes invertir tus ingresos regulares en tu negocio. Cursos, formación, material, herramientas… Cuentas con una base sólida para no tener que tirar de ahorros mientras apuestas por tu negocio personal.

Tu trabajo será el motor que alimenta tu negocio

Empezarás a ver a tu trabajo con otros ojos, ya que será el motor que alimente tu nuevo negocio. Siempre ha sido tu fuente de ingresos, pero ese esfuerzo ahora te va a convertir en tu propio jefe. Eso sí, recuerda que deberás seguir un buen nivel de productividad laboral si quieres mantener las dos actividades.

Seguir con tu actual empleo mientras emprendes te permitirá ahorrar para cuando decidas dedicarte full time a tu nuevo proyecto. De hecho, incluso se trata de una práctica muy recomendada. Mantener un flujo de caja (cash flow) al inicio de un emprendimiento te dará mucha tranquilidad a nivel financiero.

Si el negocio va mal, tendrás ingresos regulares

Imagina que pruebas tu idea de emprendimiento y, por desgracia, no obtienes los resultados que esperabas. Manteniendo tu trabajo estable, podrás seguir ingresando dinero de forma mensual y tu economía no decaerá. Podrás pagar el alquiler o la hipoteca y las facturas todos los meses.

Además, esta es una forma de emprender que te permite investigar y probar nuevos caminos sin arriesgar demasiado. Y si necesitas mejorar tu producto o servicio, siempre tendrás el respaldo de un sueldo mensual. Trabajar a través del método prueba-error es el mejor secreto para innovar, y no será un problema teniendo solvencia económica.

emprender trabajando

Más confianza y valor para lanzarte a emprender al 100%

¿Sabes qué es el concepto lean start-up? Se trata de una forma de emprendimiento muy común actualmente. Consiste en lanzar prototipos de productos o servicios con el fin de obtener un feedback rápido de los clientes. De esta forma, puedes observar rápidamente cómo responde el mercado ante tu idea de negocio.

Si trabajas paralelamente en tu trabajo y negocio personal, podrás desarrollar tus ideas sin apostarlo todo. Construirás un producto o servicio de valor con el que puedas lanzarte al 100% sobre seguro más adelante.

Puedes ir generando reputación, contactos con clientes potenciales, mejorando tus servicios, realizando cursos para mejorar tus conocimientos… ¡Despacio y con buena letra!

Emprendimientos compatibles con el trabajo estable

Ahora bien, es importante tener claro que no todos los emprendimientos te permiten poder compaginar dos trabajos. Sin embargo, emprender como asesor inmobiliario sí que posibilita la doble actividad profesional. Y la razón no es más que los modelos que proponen redes inmobiliarias internacionales como iad España.

Sin necesidad de venir del mismo sector, iad te da la oportunidad de abrir tu propio negocio inmobiliario digital. Lo hace ofreciéndote programas de capacitación, soportes de comunicación, herramientas profesionales, colaboraciones con partners estratégicos,… Además, podrás trabajar desde cualquier lugar, combinando tu actividad como asesor con tu trabajo actual.